Viaje a la India

Viaje a la INDIA

Itinerario del viaje por India

 

INDIA

 

 

¿Qué  puedes hacer en la India?

 

PRIMER DÍA: DELHI

 

Llegamos a la ciudad de Delhi de-madrugada y de lo primero que te das cuenta es que mucha gente duerme dentro del aeropuerto, en cualquier sitio. Y a medida que pasas por la ciudad dirección al hotel también te das cuenta de que es una ciudad muy grande y llena de energía.

 

SEGUNDO DÍA: DELHI

Tras desayunar, salimos a conocer la llamada Vieja Delhi, ya que Delhi es una mezcla de la vieja y la nueva India, lo viejo y lo nuevo. Delhi se compone de siete ciudades antiguas abarcando el periodo entre los siglos 11 y 20. Delhi ha visto el crecimiento y caída de muchos emperadores, dejando atrás un abundante número de monumentos que conmemora la grandeza y gloria del pasado. Muy pocas ciudades en el mundo pueden expresar tal profusión de estilos arquitectónicos.

Nos dirigimos hacia uno de los puntos clave de la ciudad, Jama Masjid, la mezquita más grande de Delhi y principal centro de culto para los musulmanes de la ciudad. Cuando llegas te has de quitar los zapatos, así que te aconsejo que te lleves unos calcetines si no te gusta andar descalzo. Y a las mujeres nos dan una especie de tela con la cual te tienes que cubrir. La mezquita fue construida por el emperador Shah jahan. Tras salir de la mezquita cogimos un triciclo “Rickshaw” y dimos un paseo por las callejuelas del bazar de Chandni Chowk, enseguida te das cuenta de donde estás, calles estrechas, llenas de cables, de suciedad y mucho bullicio.

Finalizado el paseo nos dirigimos en coche hacia el Raj Gaht y pasando por el Fuerte Rojo que está frente a la mezquita. Se llama así por el color de la piedra arenisca con la que fue construido, fue declarado en el 2007 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Raj Ghat es el memorial de Mahatma Gandhi, donde están las cenizas de Gandhi, es una plataforma de mármol negro presidida por una llama, que siempre está encendida. La entrada es gratuita y visitada por multitud de hindúes y turistas. Rodeada por un tranquilo parque por el que puedes pasear.

Después de comer, nuestra próxima visita fue el Qutab Minar, el alminar de ladrillo más alto del mundo, siendo el monumento islámico más antiguo de Delhi, tiene una altura de 72,5 metros, en 1993 fue considerado Patrimonio de la Humanidad por Unesco. Espectacular.

 

TERCER DÍA: DELHI-SAMODE-JAIPUR

Tras desayunar nos dirigimos en coche hacia Jaipur, también conocida como la ciudad rosa, es la capital del estado de Rajasthan, fundada en el año 1728 por el maharajá Sawai Jai Singh. El viaje dura 5 horas por esta razón paramos a comer en el Palacio de Samode cerca de la aldea de su mismo nombre, situado a los pies de los montes Aravalli, que actualmente pertenece a un grupo de hoteles. El lugar es maravilloso, se respira tranquilidad, ideal para relajarse. Después de la comida te ofrecen una visita por el palacio donde podrás contemplar suelos de mármol, paredes de mosaicos, alfombras, pinturas murales etc. El salón de los espejos es una estancia decorada totalmente con trozos de espejos, típica decoración india, impresionante la belleza de sus estancias. Si buscas tranquilidad es el lugar perfecto.

Llegamos por la tarde a Jaipur y nos dirigimos al templo de Birla, situado en una pequeña colina, una construcción en mármol blanco y magnificas esculturas, con tres cúpulas que representan las tres maneras que hay para acercarse a la religión, en el cual participamos de una ceremonia Aarti.

 

CUARTO DÍA: JAIPUR

Temprano nos dirigimos a hacer una excursión al Fuerte Amber, un palacio romántico y clásico de Rajasthan de la dinastía que gobernó está región desde el siglo VII hasta el siglo XII. La subida al fuerte la hicimos a lomos de un elefante, aunque hay la posibilidad de hacerla en jeep si no hay elefantes disponibles. La subida me creó un dolor de lumbares impresionante mientras subida, ya que todo el paseo es una subida pronunciada y vas en tensión sobre todo cuando se acerca a la barandilla del camino. Durante el paseo, se puede admirar Jaipur, el lago Maotha y la original muralla de la ciudad. Dentro del Fuerte he de destacar el vestíbulo de los espejos, que según cuentan la realeza por las noches tan solo necesitaban una sola vela para iluminar la estancia. En su patio central se encuentra la zenana y es su planta baja vivían las princesas y en la superior para las concubinas.

Por la tarde nos dirigimos hacia el famoso e icónico Palacio de los Vientos, construido para que las mujeres reales pudieran observar las celebraciones sin ser vistas. Su fachada de color rosa es espectacular, parece que hayan cincelado la piedra. Yo no pude visitarlo por dentro, pero se puede visitar y al parecer se pueden ver unas excelentes vistas desde su azotea.

Jaipur se caracteriza por sus múltiples mercadillos, si te gusta regatear es tu lugar. Puedes comprar ropa, bolsos etc. muy baratos.

 

QUINTO DÍA: JAIPUR-abhaneri-fatehpur-sikri-Agra

Tras desayunar salimos hacia Agra visitando en ruta la pequeña localidad de Abhaneri, famosa por el Pozo de Chand Baori, uno de los aljibes más profundos de la India con unos 20 metros en 13 niveles.

Antes de comer nos dirigimos hacia Fatehpur-Sikri, conocida también como “la ciudad fantasma”, construida en arenisca roja por el emperador Akbar. Cuando entras te impresiona su grandeza, su perfecta y harmoniosa construcción de color rojo y su exquisita decoración que en cada rincón puedes observar, Cada edificio tiene su carácter propio, entre ellos están las salas de audiencia pública: el Diwan i Khas, El Palacio de Akbar, El Panch Majal, La Gran Mezquita de Fatehpur Sikri. La Gran Mezquita resalta entre los demás edificios, ya que es el único edificio de color blanco. Impresionante, es un lugar que no te puedes perder.

Por fin, llegamos a Agra, la ciudad conocida por el famoso mausoleo dedicado al amor “El Taj Mahal”. Si a alguien le preguntas por la India seguro que la asocia con el Taj Mahal. Se encuentra ubicado a orilla del rio Yamuna. Llegamos ya tarde por lo que hasta el día siguiente no lo pudimos visitar.

SEXTO DÍA: AGRA

Por la mañana bien temprano, con emoción nos fuimos dirección al Taj Mahal, una de las siete maravillas del mundo. Al entrar por la puerta lo ves frente a ti con esa majestuosidad que lo define, todo milimetrado, casi como una perfecta ecuación. La larga fuente-estanque en medio, con el reflejo del Taj Mahal en sus aguas, a los lados los jardines, al final el Mausoleo con su cúpula central y rodeado por cuatro minaretes y ambos lados del Taj Mahal, dos replicas en color rojo. ¡Perfecto!

Tuvimos mucha suerte, pues el Taj Mahal esta de obras de remodelación y limpieza, y el día anterior habían quitado los andamios de la fachada, quedaba tan solo uno que pasaba casi desapercibido. En su interior está la réplica de la tumba, ya que la verdadera tumba está debajo y no se puede visitar. En su decoración utiliza la técnica de la incrustación en el mármol de piedras semipreciosas como el ágata, la turquesa, el lapislázuli, el coral, el ónix, el ojo de gato, el jade y la piedra de sangre, haciendo dibujos geométricos y motivos florales.

La historia de por qué se construyó el Taj Mahal es bien conocida por todos. El Emperador Shah Jahan, tras morir su esposa en su 13º parto, se recluyó en el Fuerte Rojo, roto por el dolor, alejado de la vida pública durante un año. En 1631, ordenó la exhumación y la sepultaron en un pequeño edificio junto al río Yamuca, es entonces cuando Shah Jahan pensó en diseñar el Taj Mahal para honrar a su amor de su vida, su mujer, Mumtaz Mahal. En 1658, Shah Jahan, enfermó y se inició una guerra para su sucesión entre sus hijos, en la cual Aurangzeb derrocó a su padre y lo encerró en el palacio imperial de Agra, desde el que podía ver el Taj Mahal. Tras su muerte mandó instalar su tumba al lado de su amada, en vez de construirle su propio mausoleo como dictaba la tradición.

Mientras me contaban la historia del Taj Mahal, saque una conclusión que la construcción del Taj Mahal es una ofrenda a la fidelidad, pues el emperador mientras vivía su esposa le era infiel, pero que tras su muerte le fue fiel. Es una verdadera maravilla.

Y claro no podía dejar de visitar el palacio real de agra, importante legado arquitectónico del imperio Mogol, donde pasó sus últimos años el emperador Shah Jahan y sobre todo visitar el lugar desde donde observaba el Taj Mahal.

Destaca su color rojo y su muralla de 2,5 kilómetros de largo y 20 metros de altura. En su interior encontraras espectaculares edificios como el Jahangir Mahal, palacio de las mujeres; el Anguri Bagh, jardín geométrico, donde en su día hubo viñedos; Khas Mahal, palacio privado construido en mármol blanco; Mussaman Burj, lugar con vista al río Yamuna y como no al Taj Mahal; Shish Mahalm, palacio ornamentado por espejos en la pared y por último la salas Diwan i Khas, sala de audiencias.

 

SEPTIMO DÍA: AGRA-JHANSI-ORCHHA-KHAJURAHO

Ya amanecía en Agra y nos dispusimos a tomar el tren con destino a Jhansi. Tomar un tren en India es como mínimo curioso. Mientras esperas el tren, los monos deambulan por la estación y por las vías del tren, con la misión de robar comida, agua o cualquier cosa que se le antoje. Otra de las cosas que te sorprende es que antes de que venga el tren una cuadrilla van limpiando las vías, pues la gente las utiliza como cubos de basura. La verdad es que esta experiencia me la esperaba más dura, también es cierto que iba en primera, pero dentro de lo que cabe no son como nuestros trenes, pero vas sentado, no es muy limpio y encima te dan de comer y beber, esto va incluido en el precio.

A la llegada a Jhansi nos recogieron en coche y de camino a Khajuraho visitemos el pueblo de Orchha, antigua capital de un estado principesco con bellos palacios y templos. Destaca el Palacio de Raj Mahal y el Templo de Lakshmirayan. Continuemos camino hacia Khajuraho llegando de noche.

 

OCTAVO DÍA: KHAJURAHO-VARANASI

La visita de los templos de Khajuraho es un imprescindible de la India, todavía quedan 22 templos de los 80 que había, son conocidos por sus escenas eróticas esculpidas en sus paredes, el llamado Kamasutras. Son templos hinduistas construidos por la dinestia Chadellas que gobernó en los siglos X y XII en Khajuraho, como su calidad. En el templo de Khajuraho me lo pasé muy bien con el guía que nos acompañó en su recorrido, pues no tenía pelos en la lengua y llamaba a todo por su nombre, sus explicaciones fueron interesantes. En él se puede ver un manual de poses amatorias del Kamasutras para enseñar este arte.

Por la tarde salimos hacia Varanasi o Benarés. Como llegamos tarde, pues el vuelo partió con retardo no pudimos ir a ver la ceremonia Aarti en los Ghats del rio Ganges.

 

NOVENO DÍA: VARANASI-SARNATH-VARANASI

De madrugada, nos trasladamos a uno de los ghats con el fin de descender por el Ganges en barco, desde el cual pudimos observar los rituales de la purificación, que cada día realizan los hindúes a primera hora de la mañana. Se sumergen en el rio y se lavan en sus aguas con el fin de purificarse. Recorriendo el Ganges, pasamos por el famoso Manikarnica Ghat donde durante todo el día crema cientos de cadáveres. Puedes ver alrededor las piras de leña que utilizan para incinerar a los cadáveres, los cadáveres los traen cubiertos en una tela de color naranja y los colocan encima de una pequeña hoguera hasta que son consumidos por el fuego. El gobierno ha puesto otro crematorio, este eléctrico, pues el consumo de leña y la contaminación es brutal, pero los hindúes prefieren la manera tradicional.

Una vez en tierra, recorrimos las calles adyacentes al crematorio; son calles de aspecto negruzco, llenas de basura y cuando digo basura es que la basura esta tirada en plena calle, las vacas comiendo de la basura y de repente escuchamos unos cánticos en voz alta y cual fue nuestra sorpresa que de un callejón salieron un grupo de gente que llevaban a su familiar difunto encima de una tabla que se dirigían hacia el crematorio, es cuando te das cuenta que en India o mejor dicho en Vanarasi la muerte está integrada en la vida, forma parte de sus vidas, es un acontecimiento natural.

Tras comer no fuimos a Sarnath, pueblo donde Buddha dio su primer sermón y visitamos su museo, donde se encuentra el capitel de Ashoka que simboliza a Buda predicando hacia los cuatros cardinales, a parte de este importante objeto, el museo tiene una interesante colección de objetos budistas, entre ellos una escultura de Buda del siglo V. En las ruinas de Sarnath, dimos la vuelta a la estupa de Dhamekh, una torre de ladrillo y piedra en forma cilíndrica de 35 metros de altura y 15 metros de ancho, con grabados en su base que reflejan una gran variedad de animales. Está construida en lugar donde Buda dio su sermón. Sarnath es importante para los budistas, pues es uno de los cuatro sitios sagrados del budismo.

Al atardecer nos acercamos a los Ghats Dasahwamedh para asistir a la Ceremonia del Aarti que cada día se celebra a las orillas del Ganges cuando el sol empieza a caer, entre las 6 o 7 de la tarde. Todo está preparado, los altares, los objetos religiosos, las ofrendas etc. donde cinco sacerdotes, Brahmanes, realizan la ceremonia a la diosa Ganga. Nos acomodamos en una terraza de una especie de casa-Bar para contemplar cómodamente la ceremonia, cientos de personas se fueron sentados en las escalinatas del Ghat, cuando faltaba una hora para iniciar la ceremonia que dura una media hora, a lo lejos se veía como venía una cortina de agua que en pocos minutos dejó desértico el Ghat, una vez la tormenta pasó y para alegría nuestra, la gente nueva mente tomó sitio en las escalinatas, no cabía un alfiler, en medio del gentío y por la parte superior de las escaleras empezó a bajar un grupo de hombres cantando alegremente, portando una especie de barca, sus bailes eran frenéticos y contagiosos, hasta que aparecieron los sacerdotes. Con los sacerdotes encima de los altares comienza el ritual entre movimientos, la música, lámparas de fuego, flores, canciones etc. Las flores representan la tierra, el agua a los elementos líquidos, la lámpara al fuego, cada cosa tiene una simbología. Al final de la ceremonia un joven ofrece el plato Aarti para su bendición y que ellos dejen donaciones.

 

UNDÉCIMO DÍA: VARANASI-DELHI

Por la mañana nos desplazamos al centro de Varanasi, ciudad caótica, pero alegre, donde te puedes encontrar en medio de la carretera una vacas, animales sagrados, un camión con gente bailando Bollywood y cientos de pelegrinos. Aprovechemos las últimas horas haciendo algunas compras y callejeando, empapándonos de la magia de esta ciudad.

Por la tarde cogimos el avión rumbo a Delhi.

 

DUODÉCIMO DÍA: DELHI-JODHPUR

Cogimos temprano un vuelo ha Jodhpur que es la segunda ciudad más grande del Rajastán, se conoce como la Ciudad Azul por el color con que pintan sus casas. Tras dejar las maletas en el hotel nos dispusimos a visitar el Fuerte de Mehrangarh, es una especie de palacio, en el cual podrás disfrutar de hermosas estancias y patios con decoraciones que te dejarán impresionados, las paredes exteriores de las estancias tienen una decoración exquisita y delicada, a cuál más bonito y como no, las deseadas vistas a la ciudad azul de Jodhpur., Desgraciadamente el día no nos acompañó y llovía, pero esto no lo hizo menos bello. Una visita imprescindible.

Bajando del fuerte nos dirigimos hacia el Palacio Umaid Bhawan, que es la residencia principal de la familia real de Jodhpur y parte de este palacio es un hotel, se puede visitar, aunque yo no lo hice. Después de esta visita nos fuimos a descubrir la ciudad pasando por el mercado de la Torre del Reloj y callejeamos por la ciudad antigua, donde puedes encontrar toda clase de telas, artilugios que parecen antiguos, especies, zapatos etc.

Callejeando encontrarás sitios con encanto, puertas antiguas, paredes azules, pero creo que esta ciudad está un poco abandonada y con el tiempo desaparecerá el azul añil de su imagen.

 

DÉCIMO TERCERO DÍA: JODHPUR-DELHI-BARCELONA

Al mediodía salimos hacia Delhi, pero el tiempo nos tuvo 4 horas retenidos en el aeropuerto de Jodhpur, así que llegamos al anochecer a Delhi y de madrugada camino a Barcelona.

 

DÉCIMO CUARTO DÍA: BARCELONA

Llegada a Barcelona.

 

Formulario de contacto

Al hacer clic en «Formulario de contacto» entendemos que estáis de acuerdo con nuestra política de privacidad

 

 

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR:

viaje a perú

Viaje a PERÚ

Itinerario del viaje por Perú VIAJE A PERÚ ¿Qué  puedes hacer en Perú?   PRIMER DÍA: CUZCO Por la mañana, realicé una visita a la ciudad imperial de Cuzco, ejemplo vivo de la mezcla de la cultura andina y española. Inicié el recorrido en el Barrio de San Blas , la primera parada fue en la calle Hatun Rumiyoq donde se encuentra la Piedra de los 12 Ángulos. Continué con la visita al Museo Inka, conocido como La Casa del Almirante. El museo está levantado sobre cimientos incas y que hoy alberga una completa colección de cerámica, textilería y orfebrería inca así como importantes muestras de pinturas coloniales. AscendíLEER MÁS

0 comentarios
viaje a Vietnam y Camboya

Viaje a VIETNAM Y CAMBOYA

Itinerario del viaje por Vietnam y Camboya   VIAJE A VIETNAM Y CAMBOYA ¿Qué  puedes hacer en Vietnam y Camboya?   PRIMER DÍA: BARCELONA-SINGAPUR Volamos durante la noche, llegando de madrugada a Singapur. Singapur es un país pequeño, el más pequeño de sudeste asiático y más próspero de Asia, un país de unos 5 millones de personas, un verdadero centro de compras y de tecnología. No desaprovechamos ni un minuto en este primer día, y ya por la mañana nos dirigimos hacia el Jardín nacional de orquídeas de Singapur. Este jardín, es un pulmón de oxígeno de 70 hectáreas, donde encontraréis miles de orquídeas, a cuálLEER MÁS

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *